Ensayo sobre las brechas digitales de la sociedad de la información

 

Ensayo sobre las brechas digitales de la sociedad de la información

El presente ensayo, elabora un análisis sobre la sociedad de la información y sus alcances en el mundo, así como el panorama de un nuevo impacto de las sociedades gracias a la revolución de la información y el conocimiento de la económica mundial.

Los diferentes estudios y ensayos respecto al tema, ponen en tela de juicio la aceptación del término ‘sociedad’ y la real repercusión de la información actual en comparación con el proceso innato de la comunicación como ente general.

 Sumario

Resumen

I. Brecha digital

II. Implantación De Las Tics Y El Impacto En La Sociedad

III. Capacitación

IV. La convergencia de la información

Bibliografía

  • I.              BRECHA DIGITAL

La denominada brecha refiere a la distancia entre un sujeto que dispone de algún beneficio, y de quien no. Esa línea imaginaria, que en la actualidad se delimita por la tecnología y su posición en el mundo, indica la diferencia socioeconómica entre aquellas comunidades que cuentan con tecnología de la información y comunicación, y aquellas que no. Como tal, la brecha digital se basa en las delimitaciones previas al acceso a las tecnologías.  También la brecha se presenta por las diferencias marcadas entre los grupos comunitarios según su capacidad para utilizar estas tecnologías de forma eficaz, que conllevan distintos niveles de alfabetización. Esta separación existe entre las personas (comunidades, estados, países…) que utilizan las tecnologías de información y comunicación como parte rutinaria de su vida diaria y aquellas que no cuentan con el mismo acceso y aunque contaran con ella, no saben utilizarlas[1]. Por tanto, al referirnos a una sociedad de la información en la actualidad, hablamos de una agrupación en la que la creación, distribución y manipulación de la información, forman parte importante de las actividades culturales y económicas. La sociedad de la información es vista como la sucesora de la sociedad industrial, relativamente similares serían los conceptos de sociedad post-industrial (Daniel Bell), posfordismo, sociedad postmoderna, sociedad del conocimiento, entre otros. Así pues, desde la perspectiva de la economía globalizada, la sociedad de la información concede a las TIC, el poder de convertirse en los nuevos motores de desarrollo y progreso.

II.            IMPLANTACIÓN DE LAS TICS Y EL IMPACTO EN LA SOCIEDAD

Desde las etapas iniciales del desarrollo de la tecnología de la información y comunicación, se ha considerado que dichas tecnologías pueden ocasionar diferencias en las oportunidades de promoción de las comunidades sociales, incrementando la distancia entre aquellas que carecen de acceso de promoción. Es un hecho histórico que la brecha digital se inscriba en las dinámicas de inclusión/exclusión socioeconómica del mundo globalizado. La distribución de equipos, así como las opciones de acceso de los diferentes colectivos sociales, está presente en algunas de las más tempranas contextualizaciones de Manuel Castells, quien en 2001 definió la divisoria digital como “La disparidad entre los que tienen y los que no tienen Internet”[2] La inserción social imprescindible para el crecimiento comunitario ha tenido alcance gracias a la concepción reciente del concepto ‘inclusión digital’, que surge como la superación de la dimensión netamente cuantitativa y tecnológica del concepto de brecha digital. Así pues, el autor Scott Robinson define el concepto como un conjunto de políticas públicas, relacionadas con la construcción, administración, expansión y ofrecimiento de contenidos y desarrollo de capacidades locales en las redes digitales públicas, alámbricas e inalámbricas de cada país, así como en la región entera. Incluyendo las garantías de privacidad y seguridad, ejercidas de manera equitativa para todos los ciudadanos[3]. La amenaza de la brecha digital es una realidad planetaria, y lo es también en el interior de los bloques de países desarrollados, así como en sus regiones. Caer en la sima que deja la brecha o quedar al otro lado del corte, dependerá de múltiples factores, pero todos ellos pueden estar condicionados por la acción política. Las TIC ofrecen nuevas herramientas que podrían permitir a una sociedad concreta, cambiar su posición relativa aplicando políticas activas, tal como la acción de su administración, para que repercuta sobre el conjunto de elementos que configuran la sociedad de la información.

  • III.           CAPACITACIÓN

La formación y creación de profesionales capaces y competentes en las tecnologías de la información y la comunicación, tanto en sus aspectos de hardware como de software, así como en el diseño e implementación de servicios o, lo que es lo mismo, en la producción de contenidos. Con esta formación se pondrán las bases para el desarrollo de un tejido industrial competitivo, capaz de generar servicios de calidad que, además de satisfacer la demanda interna, se presente en condiciones de funcionar en el mercado mundial característico de la sociedad de la información. El otro ámbito se refiere a la alfabetización digital de los ciudadanos con el propósito de facilitar su incorporación competente, como sujetos activos de la sociedad de la información. Con esta alfabetización, no sólo se evitará la brecha digital que se abre indefectiblemente entre ciudadanos ricos y pobres en información, sino que, además de su competencia, se derivará una actividad dinamizadora del uso de los servicios sobre la cual germinará la sociedad de la información. Las estrategias para el despliegue de la sociedad de la información deben incidir en estos tres niveles y sólo teniéndolos en cuenta hay esperanzas de tener puentes sólidos hacia la sociedad digital prometida porque, como señalábamos en otro lugar (Prado, 2003), a la promesa del paraíso digital ha seguido la comprobación de que la providencia tiene reservado un alto peaje para entrar en él. La convergencia de los sectores de las telecomunicaciones, la informática y los medios de comunicación, posibilitada y promovida por la digitalización, abrió un proceso de cambio que se materializó más sobre expectativas que sobre realidades y ya tenemos sonoros fracasos de los que extraer consecuencias.

  • IV.           LA CONVERGENCIA DE LA INFORMACIÓN

Las compañías de los sectores tecnológicos se entregaron sin tapujos a los procesos de integración vertical (aumento del tamaño por la fusión o compra de empresas dentro del mismo sector de actividad), y a operaciones de integración horizontal (aumento del tamaño por la fusión o compra de compañías de los diferentes sectores industriales implicados en la convergencia) que dieron origen a un aumento espectacular del tamaño de los principales operadores y a grandes conglomerados. El proceso de concentración abarcó un tamaño sin precedentes que desencadenó la voz de alarma sobre las consecuencias que podría conllevar para el pluralismo y la libre competencia. En cambio, la aparición de los síntomas de tamaño nivel de concentración, ponen en peligro incluso la viabilidad de esas mega-compañías. Pero ahora estos síntomas se han convertido en hechos[4]. La inversión sobre expectativas exigió la movilización de tal magnitud de recursos financieros que hasta los grupos más sólidos vieron amenazada su liquidez al no poder amortizar las inversiones en realidades a corto plazo. El proceso ha dejado varias pruebas. Los ciclos económicos en el hipersector de la comunicación se han acelerado tanto como la rapidez de las comunicaciones, y han alcanzado una velocidad punta sin precedentes en la historia. La convergencia tecnológica requiere un tiempo más pausado que el impuesto por las expectativas económicas. La convergencia de contenidos requiere un tiempo más pausado aún. Y como colofón a todas estas pruebas, la mayor constatación: la convergencia no es viable si no se hace sobre la base de una oferta de contenidos y servicios sólida.

BIBLIOGRAFÍA

ARTURO SERRANO, EVELIO MARTÍNEZ; “La Brecha Digital: Mitos y Realidades”, México, 2003, Editorial UABC, 175 pág.

CASTELLS, M., La Galaxia Internet, Barcelona: Random House Mondadori, 2001.

ROBINSON, SCOTT S., «Reflexiones sobre la inclusión digital», en Nueva Sociedad, n.º 195 (enero-febrero), 2005

PRADO, E.; FRANQUET, R. (1998). “Convergencia digital en el paraíso tecnológico: claroscuros de una revolución”. En: ZER, n. º 4. Bilbao: UPV

CASTELLS, M. (1998). La era de la información. Vol. I: La sociedad red. Madrid: Alianza

CASTELLS, M. (1998). La era de la información. Vol. II: El poder de la identidad. Madrid: Alianza

CASTELLS, M. (1998). La era de la información. Vol. III: Fin de milenio. Madrid: Alianza


[1] Arturo Serrano, Evelio Martínez; “La Brecha Digital: Mitos y Realidades”, México, 2003, Editorial UABC, 175 pág.

[2] Castells, M., La Galaxia Internet, Barcelona: Random House Mondadori, 2001.

[3] Robinson, Scott S., «Reflexiones sobre la inclusión digital», en Nueva Sociedad, n.º 195 (enero-febrero), 2005, ejemplar dedicado a: Gobierno electrónico y democracia, pp. 126-140, p. 127, disponible en línea en <http://www.nuso.org/upload/articulos/3244_1.pdf&gt; (Consulta 13-06-2013)

[4] PRADO, E.; FRANQUET, R. (1998). “Convergencia digital en el paraíso tecnológico: claroscuros de una revolución”. En: ZER, n.º 4. Bilbao: UPV

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s